¿Por qué registrarte?

#AVANCESMÉDICOS(INNOVACIÓN) #TECNOLOGÍAENMEDICINA #NEFROLOGÍA #INSUFICIENCIARENAL #RIÑÓN #RENAL

Vasos sanguíneos cultivados en laboratorio para pacientes con insuficiencia renal

Estos vasos son cultivados a partir del propio tejido del receptor

Vasos sanguíneos cultivados laboratorio pacientes insuficiencia renal
Guárdala

Comparte.

Humacyte, una compañía americana de tecnología ubicada en Durham, Carolina del Norte, ha sido capaz de cultivar vasos sanguíneos a través de células musculares lisas humanas, provenientes de las venas y arterias. Y eso no es todo. Además, ha agregado dichos vasos sanguíneos cultivados en laboratorio en el sistema circulatorio de pacientes, mejorando considerablemente la eficacia del procedimiento estándar, basado en tubos sintéticos que sustituyen a los vasos sanguíneos dañados del paciente.

Cabe destacar que los vasos sanguíneos se cultivan a partir del propio tejido del receptor y su función puede ser la de reemplazar las arterias dañadas por enfermedades del corazón. Para conseguir dicho propósito, los investigadores separaron las células de los vasos, excluyendo las proteínas que pueden ser reconocidas como extrañas por el sistema inmunitario del receptor. Más tarde, implantaron los vasos de unos 42 centímetros de largo por unos 6 milímetros de diámetro en la parte superior de los brazos de 60 personas con insuficiencia renal.

La cifra
21%

de los resultados mostraron que los vasos se curaban de forma automática tras la lesión

Los resultados de 13 de estos pacientes durante un período de cuatro años mostraron que los vasos sanguíneos mutaron y se convirtieron en tejidos de múltiples capas que se curaban de forma automática tras la lesión, convirtiéndose de esta manera en los propios vasos de la persona.

En muchos casos los reemplazos de vasos sanguíneos son necesarios, como cuando las arterias están dañadas por un trauma o una enfermedad cardiovascular. Existen soluciones como la cirugía de derivación de la arteria coronaria, pero involucra injertos de vasos para restablecer el flujo normal de sangre al corazón. En la actualidad, el método estándar es la utilización de las propias venas o arterias, pero en ocasiones esto no es posible, por lo que se realiza un implante de un tubo sintético.

La principal ventaja de los vasos en cuestión, concebidos mediante bioingeniería sobre los implantes hechos de polímeros sintéticos, es que no mostraron señales de cicatrización o reacciones inflamatorias.

Fuente: Xataca Ciencia

 

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.