¿Por qué registrarte?

#TENDENCIAS #CARDIOLOGÍA #EHEALTH #REDESSOCIALES

¿Te atreves a apadrinar a una start-up?

Guárdala

Comparte.

Los 2 grandes retos que tenemos todos los que formamos parte de la gestión de la salud son hacer más sostenible nuestro sistema de salud y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Para ello debemos continuamente buscar soluciones innovadoras que respondan a las necesidades no cubiertas de los pacientes. En esta línea, uno de los principales motores de innovación son las soluciones de valor que están desarrollando las start-ups: ¿Apadrinamos a una start-up y le ayudamos a qué llegue a nuestro sistema de salud?

 

Herramientas digitales para la salud

Actualmente el número de pacientes crónicos que requiere seguimiento en nuestro sistema de salud está creciendo de forma importante. Gracias a la eficacia de muchas terapias, muchas patologías ya se pueden curar (por ejemplo, el cáncer de mama) y estas personas que han sobrevivido requieren seguimiento de su patología de por vida. Este incremento del número de pacientes crónicos genera un incremento del gasto sanitario y no todos los gobiernos pueden incrementar en la misma medida el presupuesto sanitario. De este modo, se requieren herramientas digitales que aporten eficiencia al sistema de salud y nos permitan hacer más con menos.

Por otro lado, los pacientes crónicos se están empoderando y cada vez exigen más servicios de calidad al sistema de salud. Los pacientes no sólo requieren tratamiento farmacológico para tratar sus patologías, sino que reclaman soluciones que les permitan gestionar de forma integral su salud. En este sentido, están reclamando tecnologías que les permitan mejorar conectar mejor con su profesional sanitario, puedan optimizar la monitorización de su patología, asegurar la adherencia al tratamiento o formarse en aspectos clave en su salud como el ejercicio físico o la alimentación.

Para combatir ambos retos, las start-ups aparecen con fuerza con soluciones que generan eficiencia al sistema de salud o aportan beneficios en la gestión de la salud de los pacientes, pero… ¿qué es una start-up? Consiste en un grupo de personas que tienen un gen emprendedor y que sueñan poder llevar sus soluciones (la mayoría tecnológicas) al sistema de salud para que los pacientes se puedan beneficiar de ellas.

start-up tecnología para la salud

 

Start-ups de cardiología

En el campo de la cardiología hay multitud de start-ups con soluciones muy innovadoras. Así, por ejemplo, en el último congreso europeo de cardiología celebrado en Barcelona en septiembre de 2017, además de los 30.000 cardiólogos asistentes, se presentaron en una sesión las start-ups de cardiología más prometedoras. Aquí tienes algunas de ellas.

 

Dificultades de las start-up de cardiología

Sin embargo, el camino que siguen éstas hasta poder acceder al sistema de salud es largo y en muchos casos imposible. Me gustaría compartir con ustedes cuáles son los grandes retos a los que se enfrentan las start-ups de salud:

1. La adopción del paciente. En la mayoría de ocasiones, el paciente es un actor clave para que la solución funcione. No sólo necesitamos empoderarlos en su patología, sino también debemos formarlos en gestionar adecuadamente la solución y sobretodo, en motivarlos de que la utilicen de forma sostenida en el tiempo.

2. La involucración de los profesionales sanitarios. Para que una solución sea utilizada por todos los implicados es clave la prescripción del médico o el acompañamiento de las enfermeras.

3. Antes de ser adoptada en el sistema de salud, deben contar con los primeros profesionales “early-adopters”, que son los que están convencidos de los beneficios que puede aportar esa solución, incluso sin tener evidencia científica, y se atreven a probarla. Gracias a ellos, podemos probar la tecnología en situaciones reales.

 

starts-up de cardiología

4. La validación tecnológica. Es decir, no solo hemos de demostrar que esa tecnología es eficaz para solventar el reto de salud, sino que debemos validar que su funcionamiento es sostenible en multitud de situaciones, y el cómo se gestionan potenciales fallos tecnológicos. En muchos casos en necesario obtener el sello CEE.

5. Pero no solo hace falta validar la tecnología, sino que la debemos conectar con los sistemas de información que utilizan los centros sanitarios. La interoperabilidad es una de las principales barreras en la adopción del sistema de salud. Es decir, si la tecnología aporta conocimiento y éste no se almacena en la historia clínica del paciente, perdemos mucho del valor que aporta.

6. Demostrar evidencia clínica de las soluciones que están desarrollando. No vale con una validación tecnológica, sino que debemos demostrar los beneficios en salud o economía de la salud en pacientes reales.

7. Otra de las claves es cuando debemos convertir a los “early-adopters” en clientes. Es decir, cómo pasamos de un modelo en que ellos lo utilizan de forma gratuita a como los integramos en nuestra cartera de clientes y, por tanto, han de pagar por ello.

8. El acceso a la financiación sigue siendo otro de los puntos críticos. Aunque muchos venture capital manifiestan que, si una solución de salud cubre una necesidad clínica no cubierta y tiene un modelo de negocio claro, no les faltará nunca financiación.

9. La escalabilidad de la solución y como hacer llegarla al máximo de profesionales y pacientes.

10. La opción de patentar la solución. En la medida de lo posible estas innovaciones se deben proteger de potenciales copias.

11. La solución nace desde una necesidad de salud o desde la aparición de una tecnología. ¿Qué fue antes el huevo o la gallina? Muchas de las tecnologías no tienen clara la necesidad del paciente que cubren y no encuentran nunca su utilidad.

12. Todas estas soluciones recogen multitud de datos y de su análisis se puede crear mucho conocimiento para seguir mejorando la gestión de determinadas patologías. Sin embargo, la recopilación de datos se tiene que hacer en un entorno seguro y que garantice la privacidad de los datos personales de salud.

 

Los pacientes no sólo requieren tratamiento farmacológico para tratar sus patologías, sino que reclaman soluciones que les permitan gestionar de forma integral su salud

 

13. ¿Está claro su modelo de negocio? ¿Quién lo paga? ¿Cómo? ¿Qué modelo de relación se establece entre las start-ups y los pagadores? Esas son algunas de las preguntas que nunca faltan cuando se enfrentan a rondas de financiación.

14. Y si el modelo de negocio es clave, incluso más lo es el hecho de contar con el apoyo de los agentes que están cerca del mercado. Empresas farmacéuticas o de tecnología sanitaria pueden ser grandes aliadas para las start-ups, ya que ellos tienen acceso al mercado y las start-ups tienen soluciones innovadoras.

 

¿Tú crees que las start-ups pueden ser un agente clave para la gestión futura de la salud de los pacientes?; ¿Te atreves a apadrinar una de ellas? Todos los profesionales sanitarios podemos ser un aliado para ellas ya que gracias a nosotros podríamos ayudarles a solventar algunos de sus retos.

 

Autor: Xavi Olba, Consultor en Estrategia Digital e Innovación.

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.