¿Por qué registrarte?

#CARDIOLOGÍA #CORAZÓN #TECNOLOGÍAENMEDICINA #CARDIOVASCULAR #INSUFICIENCIACARDÍACA #INFARTO

Parches de corazón como cura a la insuficiencia cardíaca

Tras conseguir grandes resultados en conejos, se prevé realizar ensayos en corazones dañados de humanos

Parches de corazón para tratar la insuficiencia cardíaca
Guárdala

Comparte.

Según una investigación presentada en la Conferencia de la Sociedad Cardiovascular Británica (BCS) y financiada por la British Heart Foundation, un grupo de investigadores ha sido capaz de demostrar la seguridad de parches de corazones cultivados en laboratorio en corazones de personas que han sufrido un ataque cardíaco.

Dicho descubrimiento se convierte en un importante avance para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y el fallo cardiovascular que afecta aproximadamente a 1 millón de personas en el Reino Unido y sigue en aumento ante los supervivientes a un ataque de corazón.

Los expertos responsables del proyecto desarrollaron un modelo de cultivo de parches del tamaño de un pulgar de tejido cardíaco, entre 2 y 3 centímetros, capaces de contener hasta 50 millones de células madre humanas, las cuales están programadas para convertirse en músculo cardíaco y funcionar como tales. Para comprobar su efectividad, el objetivo futuro que se marcan los investigadores es implantar uno o más parches en corazones de personas que hayan sufrido un ataque cardíaco con el fin de limitar la pérdida de capacidad de bombeo del órgano.

Las pruebas demuestran que el ventrículo izquierdo del corazón se recupera sin desarrollar ningún ritmo cardíaco anormal

Tras un ataque cardíaco, el corazón sufre carencias como la falta de nutrientes vitales u oxígeno, debilitándolo considerablemente y aumentando las posibilidades de desencadenar en insuficiencia cardíaca por lo que los parches se convertirían en una interesante solución.

Hasta la fecha se han realizado pruebas en conejos y se ha confirmado la mejora en la función del corazón tras un ataque cardíaco. Las exploraciones cardíacas realizadas, pasadas 4 semanas, mostraron que el ventrículo izquierdo del corazón experimentaba una recuperación sin desarrollar ritmo cardíaco anormal alguno.

A continuación, se prevé utilizar los resultados obtenidos para diseñar ensayos clínicos, con el fin de demostrar la seguridad y tratar de alcanzar niveles similares de reparación del corazón en humanos.

Fuente: La Razón

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.