¿Por qué registrarte?

#CARDIOLOGÍA #INFARTO #RIESGOVASCULAR

Las mujeres tienen más riesgo de morir cuando sufren un infarto

Según el hospital Vall d'Hebron, la tasa de mortalidad femenina es de un 18%

Las mujeres tienen más riesgo de morir cuando sufren un infarto
Guárdala

Comparte.

Ser mujer es un factor de riesgo en el infarto agudo de miocardio, según un estudio publicado hoy por el hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Las diferencias en el riesgo de mortalidad tras un infarto entre mujeres y hombres no se deben a causas biológicas, sino a factores sociales. A esto se suma que las mujeres tardan más tiempo en acudir al hospital cuando sufren un ataque al corazón debido a que, en parte, sus síntomas a veces son confundidos con ansiedad.

El estudio liderado por la Dra. Antonia Sambola, del Servicio de Cardiología de Vall d'Hebron y experta en salud cardiovascular de la mujer, ha confirmado que la tasa de mortalidad por infarto ha sido del 18% en mujeres y del 9% en hombres. La investigación se ha realizado en el marco de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (Fundación IMAS) con otros centros sanitarios de España. En total, se han analizado los datos recogidos entre 2005 y 2015 en el Sistema Nacional de Salud. 

Otro de los datos que ha destacado el estudio es que, en caso de infarto, a las mujeres se les realizan un 15% menos de angioplastias primarias. Esta técnica es la que permite restaurar la circulación en aquellas arterias que se han visto afectadas tras un infarto.

La cifra
18%

Tasa de mortalidad por infarto en mujeres

Además, las mujeres son 10 años mayores que los hombres de media cuando sufren un infarto. Este hecho marca las diferencias en las comorbilidades entre ambos sexos: más hipertensión (60% vs. 46%), diabetes (36% vs 26%), demencia (9% vs 3%), accidentes cerebrovasculares (3% vs 2%), discapacidad (3% vs. 2%), insuficiencia cardiaca (33% vs 22%) e insuficiencia renal (13% vs 10%).

Según la Dra. Sambola, las mujeres tardan más tiempo en acudir al sistema sanitario cuando tienen un infarto. Aguantan más síntomas como el dolor, minimizan los síntomas, esperan a ver si se les pasa. Por eso, también en parte, se les hacen menos angioplastias, al llegar demasiado tarde para obtener beneficio de esta técnica. Asimismo, los síntomas son confundidos muchas veces con ansiedad”. Por tanto, como remarca esta experta, “las diferencias en el riesgo de mortalidad tras un infarto entre mujeres y hombres no se deben básicamente a causas biológicas, sino a factores sociales”.

En este sentido, la doctora insiste en la necesidad de concienciar e informar a la población para reducir esta brecha. “Hay que aclarar que las mujeres que sufren un infarto de miocardio pueden presentar los mismos síntomas típicos que los varones. Además, pueden percibir otros síntomas adicionales no tan característicos: como mareo, cansancio, sudoración excesiva, sensación de falta de aire, náuseas y vómitos…”. Por último, la cardióloga considera que “hay que formar a los profesionales para que puedan establecer el diagnóstico de infarto en las mujeres de forma más precoz”.

Fuente: Vall d'Hebron

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.