¿Por qué registrarte?

#TENDENCIAS #TECNOLOGÍA

¿Estás a la última en los temas que son de tu interés? ¿Tienes tu PLE?

Guárdala

Comparte.

Los canales digitales se están convirtiendo cada vez en una fuente de información actualizada de gran valor para captar información sobre los temas que son de tu interés profesional.

La realidad es que los canales digitales (entre los que encontramos las redes sociales) han supuesto un cambio aún más importante en la forma de generar, acceder y compartir la información. Las redes sociales han facilitado la generación de conocimiento con la participación de los diferentes agentes implicados: profesionales, pacientes y ciudadanos.

Además, se está multiplicando el conocimiento de forma exponencial. Se prevé que en 2020 habrá 200 veces más información científica que la que tenemos ahora y será imposible absorberla. Este conocimiento no será digerible por los profesionales sanitarios. Se necesitaría más de 21 horas al día para poder leer todo lo que se va publicando diariamente en su especialidad médica.

En un mundo cambiante como el actual, es necesario, e incluso obligatorio, observar y analizar con detenimiento lo que ocurre a nuestro alrededor y estar a la última de todo lo que se publica en los temas que son de nuestro interés profesional.

Pero en un este entorno digital en el que prima la cantidad de información sobre la calidad de ésta, es indispensable gestionar eficientemente los recursos disponibles de forma que nos permita filtrar la información esencial, relevante, y que tenga un impacto sobre la práctica clínica

¿Y tú, cómo lo haces para estar actualizado sobre los temas profesionales que son de tu interés? ¿Debemos tener una metodología que nos ayude a sistematizar la búsqueda inteligente de información en los canales digitales?

Cada vez son más los profesionales de la salud que desarrollan su propio PLE (personal learning environment), es decir, su propio espacio de auto-aprendizaje para la gestión de su conocimiento. Intentan sistematizar y automatizar la búsqueda de información.

Buscar en los canales digitales puede generar mucho estrés, como si buscáramos una aguja en un pajar. Para ello, disponemos de multitud de fuentes de información en canales digitales:

  • Metabuscadores como Epistemonikos
  • Guías de práctica clinica
  • Revisiones de estudios
  • Y nuevas fuentes de información, como los blogs, pero sobretodo las redes sociales (entre las que Facebook y Twitter, son los reyes)

Por eso, la creación de un PLE nos permite, a través de la selección de fuentes de información y contactos, estimular el aprendizaje a través de la inmersión automatizada en los canales digitales. Hay multitud de herramientas que nos permiten acceder al contenido publicado sobre un tema concreto. Sin embargo, nosotros recomendamos que la principal herramienta que utilizamos para desarrollar nuestro PLE es la plataforma de internet Feedly, que nos permite buscar, filtrar, clasificar, almacenar, publicar y compartir la información que se consume o se genera de forma ágil y eficiente en el ámbito sanitario.

El aprendizaje ya no puede limitarse a asistir a cursos y obtener créditos; en la era digital las oportunidades de aprendizaje aparecen por multitud de lugares y toca aprovecharlas todas.

Las nuevas generaciones de profesionales sanitarios ya no están preocupados en tener el máximo de conocimiento disponibles sino que quieren dominar el acceso a la información que puedan requerir para tomar mejores decisiones.

‘El significado de saber ha cambiado de ser capaz de recordar y repetir información, a ser capaz de encontrarla y usarla’ Herbert Simon (Premio Nobel de Economía, 1978)

Así, desarrollar tu modelo de auto-aprendizaje te permite ser más flexible y estar más preparado para los retos a los que te enfrentarás. El aprendizaje depende de cada uno y no podemos esperar que nos lo den otros. El contexto cambia tan deprisa que nuestros principales proveedores de formación continuada (como la industria farmacéutica) no dan abasto para responder a todas las necesidades de formación que cada profesional tiene en su puesto de trabajo.

Y el auto-aprendizaje requiere dedicarle tiempo. Hay multitud de estudios que demuestran que los profesionales que se autoforman, tienen un mejor desarrollo profesional.

Hace unos años dónde el conocimiento era de difícil acceso, la experiencia, los recursos y procesos eficientes nos permitían tomar decisiones basadas en la evidencia, pero con el acceso ilimitado al conocimiento podemos tomar cada vez más decisiones basadas en los datos y en el conocimiento disponible.

Además, ahora lo importante es no ser sólo el profesional mejor informado de lo que se publica en un tema sanitario concreto, sino la clave está en convertir la información recopilada en conocimiento para tomar decisiones más inteligentes. Como dice Andy Warhol “Siempre dicen que el tiempo cambia las cosas. Pero en realidad las cosas las tienes que cambiar tú mismo” y no hay mejor motor para transformar la sociedad que el conocimiento.

En la actualidad somos cada vez más conscientes de que nada de lo que sabemos hacer hoy probablemente valga mañana, así que comienza a valorarse no solo la capacidad de aprender, sino ponerla a la práctica.

Algunos consejos para desarrollar este espacio de auto-aprendizaje:

  • Hemos de poner foco a lo que buscamos. No buscar por buscar.
  • Debemos valorar la información que sea científica, objetiva, actual y completa.
  • Buscar la información en los canales o fuentes más adecuadas.
  • Debemos saber encontrar la información para interpretarla y convertirla en conocimiento.
  • Tener el conocimiento en nuestra palma de la mano para tomar decisiones
  • El conocimiento se ha de compartir para incrementar eficiencia y motivación del sistema de salud.
  • Compartir conocimiento con el resto de profesionales es una forma de aprender. Aprendemos el 10% de lo que leemos, el 50% de lo que vemos y oímos, y hasta el 70% de lo que compartimos con otros; y cuando enseñamos nuestro nivel de aprendizaje se dispara hasta el 95%.
  • Debemos crear comunidades de aprendizaje. Éstas nos proporcionan una plataforma para que las personas que tenemos unos intereses similares, creamos bases para que el conocimiento individual, pase a ser un conocimiento grupal, y este a su vez sirva para crear conocimiento dentro de los grupos, para que que ayude a las organizaciones a ofrecer más valor.

Espero que os haya gustado mi artículo y haya sido una motivación para que todos desarrolléis vuestro proceso de auto-aprendizaje. Y sólo para acabar dejarles una reflexión basada en Alvin Toffler que comentaba ‘El analfabeto del futuro no será el que no sepa leer o escribir sino que será el que no sea capaz de desaprender para volver a aprender’. Y con esta frase no quiero decir que tengamos que olvidar lo que hemos aprendido, sino lo que se trata es de no ser esclavo de ello.

 

Autor:

Carlos Fernández Oropea, Farmacéutico Atención Primaria en el Servicio Andaluz de Salud

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.